viernes, 22 de noviembre de 2013

Ni lo uno, ni lo otro, sino todo lo contrario (o Una reflexión borghiana del referente de los jóvenes)

(Por transparencia intelectual, creo que más que ganarle a la derecha, hay que ganarle al conformismo y a la indiferencia, vicios políticamente transversales)


Hace un par de años nació un movimiento político llamado Revolución Democrática, creado principalmente por el ala progresista de la Nueva Acción Universitaria, movimiento estudiantil de la UC que ha ganado la FEUC desde 2008. Desde un comienzo, este movimiento se planteó renovar la política tanto en lo referido a prácticas como a personas, buscando una base desde los jóvenes profesionales y sectores desencantados con los gobiernos de la Concertación y planteándose participar en elecciones locales o nacionales que representaran esta visión. Así fue como trabajaron activamente en la campaña municipal que llevó a Josefa Errázuriz a ganarle a Cristián Labbé, más por los defectos del segundo que por las virtudes de la primera.

Tras su primera victoria ciudadana, RD subió un peldaño a proponer candidaturas parlamentarias. De varias cartas a apoyar, decidieron lanzar únicamente la candidatura de Giorgio Jackson, ex-presidente de la FEUC y cara visible del movimiento. Eligieron el distrito 21 de Santiago, el cual ignoro si es la comuna donde ha vivido el hoy diputado electo o si es una comuna donde su movimiento tiene arraigo. El punto es que decidieron poner todas sus cartas en su mejor candidato y en un distrito que en términos de política estudiantil es emblemático por los colegios y universidades que en él se encuentran.

Desconozco el detalle de los entretelones y si los rumores son ciertos, pero cuando la candidatura de RD en Santiago se planteó, existía la posibilidad que Jackson participara en las primarias de la Concertación. Los partidos de la coalición de centroizquierda aceptaron la participación de independientes en sus primarias parlamentarias con la condición que apoyaran al candidato presidencial que ganase la respectiva primaria (que era altamente probable que fuera Michelle Bachelet). Luego se dijo que el PPD (partido que tenía el cupo blindado de la Concertación en Santiago desde 2001) apoyaría a Jackson como independiente con la misma condición. RD se negó y luego que fracasaron las primarias parlamentarias de la Nueva Mayoría, se decidió participar como independientes.

Así las cosas, RD inició el proceso de recolección de firmas y de aportes para la campaña que afrontarían solos, contra viento y marea. Parecía para muchos que en lugar de ser un movimiento satélite y oxigenador de la desgastada Concertación, RD se presentaba como un movimiento con legitimidad propia, con bases distintas y con un proyecto alejado de los conflictos de intereses y del aburguesamiento de la coalición de centroizquierda. Había algo de David y Goliat en la perseverancia del referente de los jóvenes...

... hasta que en el último día de inscripciones de candidatos al Congreso, la Concertación decidió omitirse en Santiago.

¿Fue una omisión acordada o voluntaria? Cada uno tendrá su parecer. A mí me parece que la relación entre los liderazgos de RD y la Concertación son tan fuertes (de familia, sin ir más lejos) que resulta difícil que no haya habido algún tipo de negociación. La Concertación no perdía nada omitiéndose porque un escaño ganado por RD era igual a un escaño de la Concertación (algo similar como el pacto con el Partido Comunista). RD no perdía nada porque ganaría fácil un escaño que no habría tenido en situación de competencia abierta. En definitiva, todos felices para ganarle a la dereshhha (gentileza de Escalona y Andrade).

¿El final? Jackson es electo con 48% de los votos, sacando primera mayoría en Santiago y más que duplicando a cada rival de la Alianza (si esto no es elección blindada...).

... pero no me preocupa el final, sino el epílogo.

No han pasado 3 días de la elección general y Giorgio Jackson invita a su movimiento a apoyar a Michelle Bachelet en segunda vuelta. Las bases de RD deciden democráticamente plegarse a esta invitación. Todo esto sin pedir nada a cambio y sin sentarse en conversación directa con la candidata. Todo para ganarle a la deresssha, que todos sabemos que ya perdió.

¿Por qué me preocupa? Porque me parece que todo esto no es más que una joda para Videomatch. Porque se arma un movimiento cuya justificación es la crítica a cómo se han hecho las cosas y sin pedir garantías de nada, se pliegan a los responsables de las políticas de los últimos 24 años. Porque han sido beneficiados por las mismas malas prácticas, como el blindaje, los almuerzos de fin de semana y las figuras carismáticas con factótums, sin que se paren de frente y lo condenen. Porque han jugado en la cancha política de la Concertación y no han dado la lucha por fuera, ya sea en la izquierda (como la Izquierda Autónoma) o en la centroizquierda de verdad (como el PRO). Sería mejor que se plegaran honestamente a la Nueva Mayoría y dejaran de vender una imagen que hasta ahora no se condice con su realidad.

En este sentido creo que es más loable no sólo el esfuerzo independiente de Gabriel Boric en Magallanes (que pese a ser apoyado por caudillos locales se mantuvo firme y fuera de las grandes coaliciones), sino también el de aquellos locos soñadores que pese a enfrentarse a la mierda insoportable, lo hacen desde adentro, en las juventudes de sus partidos, sin travestismos. Al menos son transparentes en sus intenciones.

Para terminar, citando al verdadero revolucionario y demócrata de este país, más allá del carné y de las fotos, "hay jóvenes viejos y viejos jóvenes".


Te lo dice,

R.F.S.K.
Si te gustó, gracias por compartir. Si no te gustó, gracias por comentar.